Compra en nuestras tiendas

10 Técnicas de estudio para niños

Si bien es cierto que algunos niños tienen más facilidad para estudiar que otros, también es cierto que en muchos colegios cada vez hay más tareas desde temprana edad. Por tanto todos los niños necesitan una guía y técnicas para avanzar con sus estudios sin que se convierta en un dolor de cabeza para todos.

Por otra parte, los padres hoy en día están más involucrados en las tareas de los hijos. No sólo porque desean ayudarlos sino también el colegio pide ayuda de adultos en ciertas tareas. Los niños tienen largas jornadas de estudio y llegar a casa cansados, así como también llegar del trabajo cansados los padres, puede ser agotador y estresante. Por ello, tener métodos para estudio puede ser una buena solución.

 

Técnicas claves que ayudan a estudiar:

 

1. Espacio para estudiar: Antes que nada organiza un espacio para estudio. Con un escritorio dedicado a las tareas y estudio en casa, que tenga buena iluminación, tranquilo, con todos los materiales que necesita y a su gusto puede crear un ambiente agradable. Es clave para una buena concentración estudiar siempre en el mismo lugar.

 

2. Organizar las fechas de tareas y exámenes: Tener un calendario donde escribir las fechas de entrega de tareas y fechas de exámenes ayuda a visualizar mejor para organizarse y no sentir presión de falta de tiempo. Así pueden planear elaborar sus obligaciones para no dejar todo a última hora.

 

3. Hacer un plan de trabajo: Planificar el trabajo diario ayuda a lograr las metas. También favorecen la rutina diaria.

 

4. La motivación por el deber cumplido: Buscar que sea un momento de interés por el aprendizaje y no sólo una obligación por una calificación. Se puede incentivar para que ese momento de estudio sea una forma de despertar su curiosidad por descubrir cosas nuevas, que se aprenden con el estudio.

 

5. Establecer métodos de estudio: Por ejemplo se puede comenzar con una lectura rápida para comprender el concepto general. Luego una lectura más a fondo, subrayando los temas más importantes para una mejor comprensión. Resumir en nuestras propias palabras lo estudiado ayuda a recordar mejor lo estudiado. Leer varias veces o inclusive grabar la lectura nos ayuda a que quede más en nuestra memoria. Por último, contar a otra persona, en este caso, a los padres lo aprendido ayuda a afianzar aún más lo que se estudió.

 

6. Concentrarse en lo que se hace: Si falta concentración, existe un método que puede ayudar. El cual consiste en estudiar con la ayuda de un cronometro que tome el tiempo. Así comienzas con la tarea o estudio por 15 o 25 minutos, dependiendo la edad del niño y, cuándo el cronometro suene parar y descansar por 5 minutos. Así por 4 veces, poniendo mucha concentración durante el tiempo que se estudie. Si al finalizar las 4 sesiones de 25 minutos, no se ha terminado de estudiar, se puede tomar un descanso de unos 15 o 20 minutos y luego continuar con otra sesión cronometrada.

 

7. Mantener una rutina diaria: No sólo se trata de estudiar por estudiar. Si después de llegar del colegio se establece una rutina esto ayuda al niño a enfocarse mejor. Por ejemplo puede llegar y tomar un descanso, unas onces y luego estudiar. Organizar sus cosas, jugar, comer y prepararse para dormir. Así no tenga tareas ese día, puede ayudarlo a que el momento de estudio en la rutina sea para organizar su escritorio y preparar el plan de la semana de estudio.

 

8. Entender la tarea: No se trata de responder por responder, es bueno leer las preguntas, entenderlas, repasar lo visto en clase antes de realizar la tarea.

 

9. Dar ejemplo e interesarse por aprender: Por parte de los padres no sólo basta crear una rutina y sermonear. Con el ejemplo de ver padres interesados por aprender, además de mostrar interés también por los estudios de los hijos, saber cuándo son sus exámenes, tener relación con sus profesores, interesarse por sus preocupaciones y dudas los ayuda a comprometerse más con sus deberes. Si bien es cierto que los padres ya cumplieron con sus estudios, también es cierto que los niños necesitan de su guía también en este aspecto. No se trata de que les hagas las tareas, pero sí puedes darle ayuda y una guía hasta que se acostumbren a realizar por sí solos sus obligaciones.

 

10. Motivación ante todo: El trabajo con actitud positiva y generando interés por aprender, además de crear estrategias para apoyar el estudio pueden ser de gran ayuda.

 

Nota: Es importante recordar que nuestros artículos no son publicados por especialistas. Somos conocedores del tema de la maternidad por eso es más recomendable consultar con un experto a cualquier duda, lo anterior son recomendaciones generales que no necesariamente se aplican a todos los casos.

 

Especial de Regreso al Colegio sin Estrés

Para encontrar todo lo que necesitas para regreso al colegio visita nuestra página babymarket.co

Dejar Comentario