Compra en nuestras tiendas

La bañera ideal para tu bebé ¿Cómo escogerla?

 

Para la hora del baño del bebé lo más aconsejable es tener una bañera adecuada para su edad y preferiblemente que puedas en principio colocar en una parte alta para que no se te afecte la espalda al agacharte. Hoy en día los padres tienen la ventaja de poder escoger entre una gran variedad de bañeras. Existen desde bañeras de plástico resistentes, las que se doblan para ahorrar espacio y hasta las inflables para poder llevarlas donde lo necesites.

 

Los recién nacidos necesitan un mejor soporte, existen unas esponjas especiales para colocar en la bañera y así sostener bien al bebé sin que se resbale, otras por ejemplo ya vienen con soporte para que los bebés no se resbalen y queden protegidos, los cuales se pueden quitar cuando es más grandecito y se pueda usar por más tiempo.

 

Los asientos de baño son muy prácticos tanto para los recién nacidos como para los más grandes que ya se pueden sostener cómodamente y caben en cualquier lado.

 

También existen las bañeras altas que vienen en un caballete el cual le da la altura que necesitas para cuidar tu espalda, inclusive traen cambiador y hasta compartimientos para accesorios que necesitas tener a la mano durante el baño y después de este.

 

Las bañeras de plástico con diseño ergonómico las cuales en una parte esta adaptada para cuando el bebé es recién nacido y el otro de sus lados adaptado para después de los 6 meses que ya se puede bañar sentado.

 

Recomendaciones útiles:

  • Los juguetes para el baño son una maravillosa forma de hacer divertido un momento especial con tu bebé.
  • Es conveniente que la bañera tenga una forma de desagüe para que te quede fácil sacarle el agua después del baño.
  • Si tienes poco espacio una bañera plegable puede serte muy útil, claro que hay gente que prefiere una bañera más sólida como las que no son plegables.
  • Las bañeras que se adaptan al crecimiento del bebé ayudan a que puedas aprovecharla por más tiempo.
  • Revisa que no sea áspera ni tenga bordes o partes filosas que puedan dañar a tu bebé.
  • Lava seguido la bañera para quitar los restos de jabón que puedan quedar después del baño del bebé y recuerda que nunca, bajo ninguna circunstancia puedes dejar solo a tu bebé durante el baño.

 

Mira estos importantes consejos para bañar a tu bebé haciendo clic aquí.

Etiquetas:

Dejar Comentario