Compra en nuestras tiendas

10 consejos para un embarazo seguro después de los 30 años

 

Con el pasar de los años, las mujeres regularmente tienen a sus bebés con más edad que en la época de nuestras abuelas. La carrera profesional, el trabajo y hasta la búsqueda de su independencia son unos de los factores.

Algunas mujeres, en especial después de los 35 años, tienen que pasar por diferentes exámenes de control para asegurarse de un embarazo seguro. Inclusive hay teorías de que después de los 30 años puede ser más difícil concebir. Pero con el pasar de los años se ha reconocido que muchas de estas teorías no son tan reales, y las mujeres quedan embarazadas tranquilamente después de los 30.

Igualmente no sobra tener algunas precauciones para cuidar un embarazo después de los 30 años. A continuación te damos varias pautas que pueden ser de gran ayuda.

 

Cuidados:

 

1. Anula el tabaco en tu vida y tu hogar. Es mejor dejar de fumar del todo, tanto en el embarazo como todos los que están a tu alrededor.

2. Disminuye la cafeína. Si puedes lograrlo, de lo posible, evítalo. La cafeína puede quitarte el sueño sobre todo en las noches, cuando más lo necesitas.

3. Una buena nutrición es fundamental para un sano embarazo. Estar en sobrepeso no es conveniente ni mucho menos tener un desorden alimenticio. Consulta con tu especialista una nutrición balanceada para tu caso.

4. Escoger al médico adecuado para ti es una gran ventaja. Muchos recomiendan buscar un médico que tenga experiencia en embarazos después de los 30, pero sobre todo, que estés cómoda con este especialista y exista una buena comunicación entre los dos.

5. Es conveniente hacerse un examen físico completo. Tu doctor puede ordenarlo para asegurarse de que estas bien de salud y evitar futuras complicaciones.

6. Asiste a todas las citas de control que te piden y conserva los detalles y prescripciones que te dan para mantener un record completo.

7. Seguramente tu especialista recomendará que tomes ácido fólico y vitaminas prenatales. Si no lo ha hecho, consulta con él o ella sobre esto.

8. Una rutina de ejercicios especialmente diseñada para el embarazo es muy conveniente para mantenerte sana.

9. Descansa todo lo que sea posible. Toma siestas y duerme cada vez que puedas. Si trabajas toma varios descansos.

10. La práctica de yoga y meditación son muy buenas para aprender a controlar tu respiración, muy necesario a la hora del parto.

 

Nota del editor: Recuerda que nuestros artículos son escritos por conocedores de la maternidad, pero no todos son escritos por especialistas. A cualquier duda es conveniente consultar con tu doctor.

 

Dejar Comentario