Compra en nuestras tiendas

En realidad qué necesita un recién nacido

Después de nueve meses de embarazo y el parto, llegar a casa con tu recién nacido puede ser abrumador, causando nervios y temores. Después de todo, los bebés no vienen con un manual de instrucciones. Pero es bueno recordar que no eres la única que pasa por la misma situación y que las mamás y papás todo lo pueden.

Seguramente desde antes de nacer ya se están preparando con los productos que necesitan, cuna, coche, bañera, ropita, pañales, en fin, una larga lista que es emocionante comprar. Cuándo llegan esas primeras veces de usarlos, ¿cómo bañarlo? ¿cómo cambiar un pañal? ¿cómo envolverlo? ¿qué ropa ponerle y en qué orden? ¿por qué llora? ¿quedaría con hambre? ¿acostarlo solito o en colecho? Son muchos interrogantes que nos invaden.

Pero en realidad qué necesita un recién nacido. Si bien es cierto que los cuidados van acompañados de todas las cosas que nos rodean, aconsejan y nos facilitan la vida para cuidarlos, también es cierto que las cosas más sencillas son las más importantes.

 

Un bebé recién nacido necesita:

 

1. Una mamá saludable para cuidarlo. Puedes sentirte agotada y es normal. Seguro no has dormido y estas recuperándote del parto. Por eso mismo, no puedes descuidarte. Recuerda que tú también eres importante y alimentarte bien, cuidarte y sentirte bien contigo misma es parte de estar bien para poder cuidar a los demás.

2. Nada como los brazos de mamá. Protegerlo y cuidarlo en tus brazos le da mucha tranquilidad y seguridad. En otras épocas se creía que alzarlo mucho podía malcriarlo, pero si tu bebé necesita de tus brazos, no lo dudes y aprovecha a consentirlo que crecen muy rápido.

3. Los cuidados con dedicación y amor son los más especiales. No te angusties si pones al principio mal el pañal o te equivocas en algo. Tu amor y entrega son el mejor cuidado que puedes darle.

4. Protegerlo y darle la atención necesaria es de lo que más necesita. Puedes tener los productos más avanzados, pero es tu protección la que importa a la hora de bañarlo, vestirlo, alimentarlo o sacarle los gases.

5. Estar pendiente de sus necesidades. Alimentación, cambio de pañal a tiempo, bañarlo con un ambiente agradable, vestirlo cómodo y en capas. Si crees en la alimentación a demanda y el co-lecho, esta bien. Sigue tus instintos y sentirás todo lo que necesita.

6. Amor, amor y más amor. Y seguro de este tienen los padres muchísimo. Así que ya tienen mucho del campo cubierto.

 

Disfruta de esta y cada etapa con tu bebé, cada una tiene su magia y pasan muy rápido. Confía en ti como madre o padre.

Para los cuidados de tu recién nacido

Encuentra todos los productos que necesitas en babymarket.co

Dejar Comentario