Compra en nuestras tiendas

Qué es y de qué se trata convertirse en mamá canguro

 

Escrito por: Valeria Calderón de Nenes de Leche

 

Los bebés necesitan contacto físico además de alimento y, ese contacto se da a través de los brazos cuando el interior del cuerpo de la madre es reemplazado por ellos y continúa un vínculo que durará toda la vida. Los brazos incluyen otras partes del cuerpo y por eso se habla del contacto piel a piel. Ese contacto físico no solo lo necesitan los bebés prematuros o con bajo peso al nacer. Todos los bebés se benefician de la proximidad física con sus cuidadores.

Dependiendo del modo, las condiciones y el lugar en que nazca un bebé, éste puede ser colocado en brazos de su madre de manera inmediata o ser separado de ella por mucho o poco tiempo para que le sean realizados procedimientos físicos y profilácticos. Hay bebés prematuros o muy pequeños que son colocados inmediatamente en una incubadora y hay otros que sobreviven pegados a la piel de sus cuidadores, quienes los tienen cerca las 24 horas luego de ser estabilizados en una incubadora con la implementación del Método Canguro, que consiste en un procedimiento para cuidar a recién nacidos de bajo peso al nacer a través del contacto prolongado piel a piel y lactancia materna como alternativa confiable luego de la estabilización del bebé en la unidad médica. También están los Cuidados madre canguro orientados a la madre que los provee sin intervenciones médicas previas y los Cuidados centrados en el desarrollo y la familia, que se enfocan en conjunto a todos los miembros que se convierten en protectores y cuidadores del bebé.

 

Se trate de contacto temprano piel a piel entre la madre y el recién nacido inmediatamente después del nacimiento enfocado a reducir los llantos, a mejorar la interacción de la madre con el neonato, brindar calor y facilitar la lactancia, o se trate de un contacto posterior; la cercanía es tan necesaria como el alimento. Y es así como las denominaciones no son tan importantes si rescatamos la importancia de la cercanía (podríamos usar la palabra “cangurear” por ejemplo). Los bebés sanos y lo que no lo están; los bebés pequeños y los grandes, todos necesitan que los abracen, que los mimen, que los llenen de brazos sin que interese el momento en que nacieron ni cómo nacieron. Y durante todo el tiempo en que sean bebés.

 

Démosles siempre nuestros brazos a los bebés porque “los bebés no se acostumbran a los brazos, los necesitan”.

 

Te recomendamos ver los portabebés y cargadores que tenemos en babymarket.co para que puedas sostener a tu bebé cómodamente.

Etiquetas:

Dejar Comentario